Mi Propio Método Curly (Para Dummies)

Mi Propio Método Curly (Para Dummies)

Mi Propio Método Curly (Para Dummies)

Spread the love

Como ya sabéis, el pelo para mí es bastante importante. Mantenerlo con buena salud y bien cuidado siempre siguiendo mi filosofía de «menos es más». Pues bien, a lo largo de mi vida y de las sucesivas etapas de caída, el pelo me ha ido cambiando hacia menos cantidad y lustre. Ahora lo tengo mucho más encrespado y cuando hay humedad se me queda todavía peor. Así que comencé hace unos meses a investigar sobre el famoso «método curly» para si era posible tener un rizo natural sin encrespamiento. Pero sinceramente, la gente se echa tal cantidad de productos y había tantos términos que al final por pura pereza he ido probando hasta dar con mi personal método curly para dummies, con pocos productos, sin apenas químicos y bastante sencillo.

En qué consiste el método Curly

El método curly es un rutina de cuidado para el pelo rizado que publicó la estilista Lorraine Massey en su libro «Curly Girl, the Handbook», el cual he encontrado en un montón de idiomas, excepto en castellano. Empezó a utilizar rutinas de hidratación y cuidado de los rizos a raíz de ver que sus clientas, hartas de llevar el pelo siempre encrespado acababan por utilizar planchas del pelo y tenacillas para cambiar su aspecto, provocando con tanta agresión por calor que el pelo se resecara más y por tanto, se estropeara y encrespara muchísimo más. Y ahí entramos en un círculo vicioso cuyo final más probable es un corte de pelo radical ¿Te suena? Porque en mi caso, durante muchas temporadas, yo he estado en ese bucle…

El libro con el que empezó este método

Aunque no puedas localizar el libro en español, hoy en día por suerte hay mil páginas, grupos de Facebook y canales de Youtube en castellano que te ilustran paso a paso cómo hacer este método. Así como mil recomendaciones de productos que puedes utilizar. En mi anterior post del pelo encrespado, te hablé largo y tendido del daño que a largo plazo podrían causar en tu pelo las siliconas, los sulfatos y los parabenos que llevan la mayoría de productos de cuidado capilar. El método curly también hace hincapié en ello. Gracias a la gran aceptación y seguimiento de la gente con pelo rizado, este tipo de rutinas ha generado un amplísimo abanico de productos para tener unos rizos perfectos.

Ahora bien, sabiendo que cada tipo de cabello es distinto, todo el mundo que habla de este método dice que dependiendo del pelo que tengas, deberás usar unos u otros productos. Y son un montón, algunos bastante caros y los baratos con una calidad regulera. Y de Zero Waste ni hablamos.

Pasos del método Curly

Te cuento de forma rápida los pasos que sigue este método y los nombrecitos de marras que tiene cada paso.

  • Evita los sulfatos, las siliconas, los aceites minerales (derivados del petróleo) y algunos alcoholes (los de cadena corta, resecan mucho). Casi todos los acondicionadores y mascarillas los llevan. Así que comienza haciendo un lavado del pelo con champú con sulfatos (es con lo único que se eliminan las siliconas no solubles que recubren cada cabello. Estas crean una capa impermeable que no deja entrar ni salir la humedad natural y acaba resecando mucho el pelo). A esto se le llama Final Wash.
  • A partir de entonces recomienda lavar el pelo con champú sin sulfatos y sin siliconas (Lo-Poo) o bien con acondicionadores sin siliconas (Co-Wash). Y no te lo tienes que enjuagar del todo (sólo cuero cabelludo, hay que dejar un poco de producto de medios a puntas)
  • Acondicionado. Con el pelo chorreando te echas un producto hidratante que te ayude a desenredarlo. O sea, un acondicionador sin aclarado para que nos entendamos. Separas el cabello por secciones y lo vas distribuyendo o bien con las manos o con un peine (Leave-In).
  • Definición. Luego hay que echarse el producto de «Styling» para definir bien los rizos que también ha de ser apto.
  • Peinado. Hay que usar un peine de púas anchas y peinar siempre con el pelo mojado, nunca en seco que el pelo se vuelve más frágil y se acaba rompiendo. Hay que amasarlo con la técnica de «scrunching«, cogiendo mechones del pelo desde las puntas y apretandolos hacia las raíces.
  • Evitar el calor. Tanto el agua muy caliente para enjuagar el pelo como las altas temperaturas para secarlo. Mejor al aire o con difusor y temperatura baja o fría. Si optas por secarlo al aire recomiendan una camiseta de algodón a modo de turbante (Plopping) para quitar el exceso de agua y de productos o una toalla de microfibra. Nada de toallas de rizo, frotar o usar peines y cepillos tradicionales para evitar el Frizz o encrespado.
  • Hidratación. Cada dos por tres te tienes que poner una mascarilla hidratante apta. O lavarte el pelo día sí día no y hacer el ritual en cada ocasión.
  • Si ya eres muy pro o tu cabello es tipo afro recomiendan dormir con un pañuelo de seda anudado en la cabeza y sujetando el pelo para que el rizo no se apelmace o se estire. Yo lo he probado y creedme, como no seáis de esas que tal y como se acuestan se levantan, por la mañana parecerá que has estado toda la noche viajando en descapotable a 200 por hora….

Como véis, este método no tiene absolútamente nada que ver con la disminución de residuos. Porque tela marinera. Si sois aficionadas a este método vais a ver que la mayoría utilizan un mínimo de 5 productos hasta 7 u 8 que yo haya visto para mantener los rizos. Personalmente me parecía una locura. Además, hay muchas recomendaciones de marcas poco recomendables, muchas low cost con porquería a lo bestia y que encima esos laboratorios testan con animales. Y es que como la peña usa tantísimas cosas, suelen buscar productos baratos y en mi opinión, poco fiables. Así que me puse a probar y he encontrado productos alternativos, muy básicos y fáciles de encontrar para cuidar y recuperar los rizos.

Mi Método Curly para Dummies

Después de varias semanas haciendo experimentos con el pelo, usando un montón de productos a ver qué tipo funcionaba mejor en mí, os cuento mi experiencia.

Yo tengo el pelo muy seco, y de ahí el encrespamiento. Así que sabía que necesitaba un champú específico para hidratarlo. Podría haber utilizado shikakai, pero necesitaba más hidratación y no me apetecía empezar a hacer mezclas por su complejidad para conseguir los productos ayurvédicos. Así que he estado usando el champú sólido Valker para cabello seco del que os hablé en el post del pelo encrespado. También lo hay para cabello normal y para cabello graso. Y me gusta mucho el resultado, deja el pelo muy suave e hidratado. Es fácil de aplicar, Zero Waste, no lleva sulfatos ni siliconas, es vegano y no testa. Además fabricado en España. Y huele genial. Para guardar este tipo de champús y pastillas de jabones en general yo utilizo unas latas de aluminio que duran muchísimo y con las que puedes llevarte tus productos de viaje sin problemas.

Champú sólido Vegano y Zero Waste

Mi pelo en general no necesita acondicionador, pero cuando lo tengo especialmente reseco a veces me cuesta muchísimo desenredarlo. Así que utilizo este de Love, Beauty and Planet de medios a puntas sin tocar mucho la raíz. Tiene también una amplia gama de productos según la naturaleza del pelo que tengas. Este que te propongo también es para cabello seco, con manteca de karité, aceite de coco y un aroma a sándalo que a mí personalmente me gusta mucho, aunque sólo lo uso en ocasiones contadas y en muy poca cantidad.

Gama vegana interesante

Hasta aquí no hay mucha diferencia con cualquier publicación sobre el método curly. Pero vamos, es que lavarte el pelo te lo tienes que lavar…y realmente el uso continuado de productos menos dañinos se va notando en el pelo después de varias semanas. Se ve con más cuerpo, más brillante y los rizos acaban saliendo de forma natural, ha sido algo muy sorprendente para mí.

Entonces, ¿y ahora qué? Si tienes el pelo ondulado o rizado y no sabes nada de este método ahora te llenarías el pelo de espuma o de gomina para mantener el rizo….y NOOOO. Puedes obtener un pelo rizado mucho más natural y sin químicos tan sólo con 2 ingredientes, naturales y fáciles de encontrar estés donde estés. Te cuento:

Aceite de coco

El aceite de coco es un maravilloso aliado de la hidratación en general. Es uno de esos productos que no deberían de faltar en tu vida. Hidrata cabello, piel, labios, manos, desmaquilla… Un producto Top, vamos. Y totalmente natural, libre de químicos. El único problema es que a una temperatura inferior a 24 grados se suele solidificar, pero eso lo arreglas cogiendo una pequeña cantidad de aceite y calentándolo entre tus manos hasta que se vuelva líquido, lo cual puede ser hasta una ventaja. Hoy en día puedes adquirir el aceite en cualquier gran superficie, pero yo te recomiendo que busques una marca eco y orgánica si puede ser, que sea producida de forma ética y sostenible para minimizar el impacto negativo en los ecosistemas, como esta:

Yo uso este aceite, eco, orgánico y virgen extra

Propiedades del aceite de coco

  • El aceite de coco tiene un 90% de ácidos grasos saturados, pero sus grasas contienen triglicéridos de cadena media que son altamente beneficiosas para el organismo y la salud, ya que reducen el colesterol, ayudan a quemar grasa y promueven que corazón y cerebro funcionen de manera más óptima.
  • Favorece la cetosis, ya que pasa directamente del intestino al hígado, elevando el metabolismo y aumentando la sensación de saciedad.
  • Tiene una gran concentración de ácido láurico (un 50%), lo que le confiere cualidades antibióticas y antifúngicas interesantes, como la de combatir el acné y diversas infecciones similares.
  • .Contiene Vitamina E que es un potente antioxidante, previniendo el envejecimiento de la piel y reparando el tejido epitelial.
  • Por sus propiedades altamente hidratantes nutre, repara y revitaliza la piel y el cabello, evitando el encrespamiento de este último.
  • Al tener un peso molecular muy bajo, es afín a la proteína del cabello, así que penetra fácilmente en la fibra capilar, creando una barrera natural que mantiene la hidratación y previene daños por agentes externos.
  • También es útil para prevenir la caspa si lo utilizas para masajear el cuero cabelludo.
  • Por su textura grasa es ideal para desmaquillarte e hidratarte al mismo tiempo pero sin engrasar.

Te cuento un poco más abajo cómo lo uso yo en concreto para el pelo. No puedo estar más contenta con el resultado.

Lino (o Linaza)

Las semillas de lino o linaza también son un producto que nunca falta en mi casa, por sus nutrientes (se considera un super alimento) y porque es un gran sustituto del huevo en repostería vegana. Y ahora también lo uso para mi pelo.

Gracias a los foros de Facebook de los grupos Curly encontré la forma de hacer gel de linaza, que en América Latina se usa mucho. Es más natural y más accesible que los productos milagrosos que te hacen tener unos rizos increíbles y que suelen ser bastante caros y están repletos de porquerías. Al final como siempre, menos es más.

Y es que llevo un tiempo pensando que necesito volver a las raíces, a lo sencillo, a las recetas de nuestras abuelas y bisabuelas y a recuperar esa memoria de remedios caseros casi para cualquier cosa que ellas conocían y que se han ido perdiendo con el tiempo y la globalización de las generaciones posteriores…

Lino dorado y marrón, ambos tienen las mismas propiedades maravillosas

Propiedades de las semillas de Lino o Linaza

  • Son una gran fuente de proteína vegetal (18 gramos por cada 100 de semillas) así como ricas en grasas saludables (omega-3). Contienen minerales como el Magnesio, Calcio, Hierro, Potasio, Manganeso y Sodio, y de vitaminas del grupo B y C.
  • Tiene un alto contenido en fibra soluble en forma de mucílago (que es lo que nos va a servir para darle la textura al rizo). Este aumenta la viscosidad del contenido del intestino delgado y retrasa la digestión y absorción de hidratos de carbono, estabilizando niveles de glucosa en sangre y reduciendo colesterol y toxinas presentes en el intestino.
  • También tiene gran cantidad de fibra insoluble en forma de celulosa que le confiere un efecto laxante, beneficioso para el estreñimiento.
  • Estas semillas se componen principalmente de aceites ricos en en ácidos grasos esenciales Omega 3 y en menor medida Omega 6, siendo la fuente vegetal más rica en Omega 3 y reportando beneficios tales como reducir el colesterol, ser antiinflamatorio, favorecer el tratamiento de problemas cardiovasculares y cancerígenos y prevenirlos o reducir los triglicéridos entre otros.
  • Para la piel y el cabello las semillas son muy beneficiosas por su poder antiinflamatorio y regenerativo, ya que reducen los daños producidos por los rayos UV y los signos de envejecimiento, mejorando la hidratación y la flexibilidad de ambos, reteniendo en gran medida la humedad natural de piel y pelo.

Cómo preparar el gel de linaza

Si ya te tengo en el bote con estas maravillas, te cuento cómo preparo el gel de linaza. Es muy sencillo y vas a poder beneficiarte de todos esos nutrientes en tu pelo. Verás como al empezar a utilizarlo tus rizos se ven más definidos y tu cabello mucho más brillante y saludable.

Puedes usar un bote con dosificador para minimizar la contaminación del gel, ya que al no llevar conservantes será fácil que si metes las manos entren gérmenes y se estropee rápido. Y se mantiene en el frigorífico una semana. Si ves que huele raro, deséchalo. Otro truco casero que he leído pero no he probado todavía es hervir el lino con dos o tres clavos de olor, que al tener eugenol, un potente bactericida hace que la mezcla aguante más. Lo probaré en breve.

Y ahora sí, «Mi método Curly»

Después de todo este rollazo que te he soltado, pero que era necesario para que vieras que lo que uso lo hago con conocimiento de causa, te cuento cual es mi rutina de lavado con este sencillo método propio:

  1. Me lavo el pelo con mi pastilla de champú (puedes usar cualquier champú que no lleve sulfatos ni siliconas, si es vegano o cruelty free mejor). Con agua tibia o incluso fría para el último aclarado para evitar que se reseque.
  2. Si no necesitas desenredar el pelo no lo hagas, si lo tienes muy reseco utiliza una mascarilla que no tenga siliconas, como la que yo uso. Si mantienes tu pelo bien hidratado verás que a menos que tengas un rizo muy cerrado tipo afro o tengas muchísimo pelo no te hará falta mascarilla o suavizante a medida que uses este método.
  3. Envuelve tu cabello en una toalla de microfibra o bien utiliza una camiseta vieja de algodón que tengas para eliminar el exceso de humedad.
  4. Coge una nuez de aceite de coco, caliéntala entre tus manos y extiéndela de medios a puntas por todo tu cabello. Puedes hacerlo mechón por mechón utilizando la cantidad que necesites o a lo bestia, repartiendo el aceite por todo el pelo, como hago yo que siempre llevo prisa. Si tienes el pelo graso, sólo en puntas.
  5. Con un peine de púas anchas peina tu pelo cuidadosamente. Lo dicho anteriormente, si lo vas hidratando, cada vez será más sencillo de peinar, sin nudos ni enredos (ni suavizante o mascarilla previas).
  6. Con la toalla, haz «escrunchy» desde puntas a lo alto de la cabeza. Estruja tu pelo con suavidad hacia arriba para realzar el rizo y eliminar exceso de agua o aceite si fuera necesario.
  7. Vierte un poco de gel de linaza en tus manos y repártelo de medios a puntas mechón por mechón. Puedes distribuirlo también con el peine, como más te guste.
  8. Puedes dejarlo secar al aire. O si hace un frío del carajo utilizar el difusor con aire frío o no muy caliente para evitar que no pierda hidratación ni brillo.

¡¡Y ya lo tienes!! Como habrás comprobado, son pasos sencillos con trucos fáciles de hacer y que te darán un resultado muy natural y brillante. Si te decides a seguir estos pasos, me encantaría que me contaras qué tal te va, me harías muy feliz.

Te dejo una foto de como tengo mi pelo siguiendo este método para que veas cómo me va a mí, que siempre una imagen vale más que chorromil palabras que llevo ya escritas 😅

Mi melenica por detrás siguiendo este método

Espero que te haya gustado este post, nos leemos pronto 💗.

¡¡Abrazos!!

3 pensamientos sobre “Mi Propio Método Curly (Para Dummies)

  1. Natalia

    Me declaro fan tuya.
    Me gustaría saber qué haces a la mañana siguiente cuando te levantas, para reavivar el rizo, y no tener que lavarte el pelo para volver a adecentarlo y que no parezca que te has cepillado y cardado el pelo. A mí cada mañaba los rizos se me desdibujan y parece eso, que me lo cardo, a mí me gusta el rizo definido pero con mucho volumen desde la raíz, no me gusta la definición con el pelo todo aplastado con efecto de pelo mojado, en gente que tiene muchísimo pelo me encanta, pero no es mi caso y además tengo el pelo finísimo.
    Gracias de antemano.

    1. Llanos Autor de la entrada

      Hola Natalia ¿cómo estás? Muchísimas gracias por tu comentario y tus palabras tan bonicas 🙂
      Pues mira, te cuento que yo por las mañanas suelo ir tan deprisa que el pelo me preocupaba más bien poco y siempre optaba por hacerme una coleta express y a la calle. Pero he visto que recogerme el pelo hace que mi cuero cabelludo sufra más y el pelo se me caiga aún más, lo cual es deprimente para mí. Así que llevo muchas semanas obligándome a dedicarme un rato matutino para organizarme los rizos. También depende mucho de cómo me levanto, porque hay veces que parece que he dormido levitando sin apoyar la cabeza en la almohada y luego hay días que parezco una loca con todo el pelo bufado como un gato cuando se asusta. En este último caso no me queda otra que mojármelo un poco (vamos, que me remojo las manos y me aliso un poco el pelo más encrespado). Ya te digo que ahora con los fríos, mojarlo es lo último. Antes de eso prefiero coger un poco de aceite de coco, derretirlo entre las manos e ir peinando con los dedos el pelo de medios a puntas. Si lo tienes muy enredado, con un peine de púas anchas también va bien, pero recomiendan no peinar demasiado el pelo en seco que se daña. Y luego el gel de lino que si ves que te pueda apelmazar el rizo, yo a veces me lo echo con las manos ligeramente húmedas y así no echo tanto producto. Si queda muy húmedo una pasada rápida de secador con difusor cabeza abajo para que te coja volumen. Para todo esto no suelo tardar más de 5-7 minutos (10 si me paso el secador). Y la verdad, suele quedar bien. Y a mí el volumen me ha dado la vida, porque desde el confinamiento se me ha caído más de la mitad del pelazo que tenía (Sigh). Si tienes el pelo seco como yo, el aceite y el lino te van a ir genial, si lo tuvieras más graso, el aceite sólo en puntas y luego el gel de lino para definirlo, seguro que te queda genial, ya me vas contando. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.