Pelo seco y encrespado ¿Y ahora qué?

Pelo seco y encrespado ¿Y ahora qué?

Pelo seco y encrespado ¿Y ahora qué?

Spread the love

Si me soléis leer a menudo, habréis visto que dedico muchas publicaciones al cuidado de mi pelo. Tanto para teñirlo con productos naturales como la henna, como para tenerlo hidratado y limpio con polvos ayurvédicos. Hoy os hablo del pelo seco y encrespado.

En esta ocasión os cuento que la pandemia ha hecho estragos en mí en muchos aspectos, tanto físicos como psíquicos. Por suerte los voy solucionando poco a poco. Y uno de ellos ha sido mi pelo. Durante el pasado año en el confinamiento y por temas laborales sobre todo, tuve un periodo de mucho estrés, lo que me hizo perder un montón de pelo. He tenido temporadas de sufrir mucha alopecia estacional o por nervios, pero sólo recordaba un momento así de duro durante mi embarazo. Y para mí, que siempre he presumido de pelazo y además lo utilizo mucho para bailar, tenerlo bien cuidado y mantener una buena melena siempre ha sido esencial.

A raíz de todo aquello empecé de nuevo a nutrirme el pelo con sustancias naturales como el Shikakai, y con aceites y tónicos para el cabello contra la caída. Casi un año después, he recuperado bastante pelo, pero en los últimos meses he visto con horror como se me ha ido encrespando hasta hacerse una maraña tan sólo un rato después de salir de casa. Probablemente porque el tónico natural que usaba llevaba base alcohólica. Y me ha ido genial, pero creo que me ha resecado mucho el pelo a pesar de habérmelo cortado en un año dos veces. O vete tú a saber…es que no todo puede ser bueno…

¿Qué es el encrespamiento? ¿Cómo se produce?

El encrespamiento del cabello siempre suele ir de la mano del pelo seco o estropeado por tintes, por exceso de exposición al calor o químicos, etc. Y esto es debido a muchos factores, como el genético, ambiental, por estrés como me ha pasado a mí, etc.

El caso es que normalmente esto suele pasar cuando tienes el cabello medio ondulado, y no se te acaba ni de rizar ni de alisar y tu pelo es como el de un gato en alerta con el pelo erizado…. No sé tú, pero yo tengo días de levantarme y parecer Michael Jackson en su época de los Jackson Five 👩‍🦱️. Y entonces tengo dos opciones: me plancho el pelo rapidamente o me lo recojo en una cola de caballo tan recurrida. Si no me da tiempo, pues a la calle como sea….ains.

El pelo encrespado va unido de forma inequívoca a la sequedad, opacidad y ausencia de brillo. O sea, a la falta de hidratación delcabello.

Cómo salgo a la calle VS cómo me gustaría hacerlo 🤷‍♀️

Y esto tiene una fácil explicación: si el pelo no se hidrata correctamente, su capa más externa tiende a secarse, y cuando esto ocurre, el poro se abre mucho más y permite así absorber partículas de aire y suciedad. Siempre suele pasar de medios a puntas, con lo que puede darse el caso de que tengas las raíces grasas y las puntas secas. O el pelo seco y con pinta de estropajo de esos que usaban nuestras abuelas como me está pasando a mí.

Me habían recomendado o bien pasarme al método curly, o bien hacerme un alisado con keratina. Pero ni me apetece rizarme el pelo porque me parece bastante esclavo para el día a día, ni pasar por un `proceso de alisado, que tampoco me parece una solución (ni tengo mínimas ganas de pasar por un proceso que me parece tan chungo y poco natural).

Te cuento un poco más sobre caída y encrespamiento

Después de leer y leer blogs y artículos relacionados, he llegado a varias conclusiones que te indico a continuación:

  • La caída del cabello no es algo aislado. Siempre es un SÍNTOMA de algo más. Normalmente solemos tener una caída estacional del pelo que se suele producir al final del verano y principio de otoño. No siempre es así en todo el mundo, pero suele pasar. Todos los mamíferos excepto los humanos hacen una muda estacional del pelo en primavera para prepararse para el calor estival. A nosotros no nos hace falta, así que nuestro cuerpo va regenerando el cabello diariamente. Se nos suelen caer de 50 a 100 cabellos al día, y esto es señal de que el mecanismo funciona. Porque siempre en este caso el pelo se cae porque ha sido reemplazado por otro nuevo. Pero cuando veas que algo no va bien y tu cabello pierde densidad (mira mis fotos arriba y lo compruebas) entonces puedes empezar a pensar que tienes un problema.
  • Si crees que la caída de tu cabello puede deberse a algo más preocupante, ACUDE A TU MÉDICO. Una revisión junto con unos análisis completos te darán pistas sobre las posibles causas. Y estas pueden ser variadas, como desórdenes tiroideos, déficit de proteína, hierro, zinc o biotina, efectos secundarios por tomar algún fármaco, periodos de estrés o alguna enfermedad subyacente.
  • Si no has sufrido caída alguna pero tienes el pelo encrespado, averigua si tu pelo es seco o se engrasa fácilmente. Yo gracias al shikakai he conseguido espaciar mucho los lavados (una vez a la semana) porque tengo tendencia a la sequedad. Si tu cuero cabelludo se engrasa mucho pero tienes las puntas secas tendrás que hidratar sólo de medios a puntas, pero si es seco, puedes hidratar toda tu cabeza.
  • Si tienes rizo natural y quieres mejorarlo, el método curly te puede ayudar mucho. Yo no lo tengo especialmente rizado aunque cuando lo llevo escalonado y lo seco al aire se me forman rizos (difíciles de mantener por pura pereza). Esta metodología también te puede ayudar aunque no lo tengas rizado para hidratarlo.
  • Si tienes el cabello seco y crespo intenta evitar una serie de compuestos (que encontrarás en los INCI de las etiquetas de los productos capilares) que te van a resecar el pelo o a estropeártelo a la larga como SULFATOS, SILICONAS Y PARABENOS. Te cuento más a continuación.

Los Sulfatos

Los sulfatos son agentes limpiadores. Son los responsables de disolver la suciedad y los aceites del cabello cuando lo lavamos, y la espuma que hacen la mayoría de los champús es algo muy característico de su presencia. Por eso solemos asociar esta espuma con una limpieza más profunda (cuanta más espuma hacen, más irritantes suelen ser, por eso nos pican los ojos al contacto con ella). En principio son sustancias que se suelen usar mucho en cosmética de todo tipo (geles, pasta de dientes, champús, etc), pero si tienes el pelo seco o encrespado, los sulfatos, al eliminar también de forma progresiva los aceites naturales del pelo lo van resecando bastante. Si encima te lo lavas frecuentemente, aún lo notarás más .

Así que si este es tu caso, te recomiendo que empieces a mirar etiquetas y busques champús libres de Sulfatos. Estos son los más comunes: Sodium Laureth Sulfate (SLES) o Sodium Lauryl Sulfate (SLS). Luego hay otros más rarunos, pero en la etiqueta aparecerá en su forma acabado en «sulfate» o en «-ate». Algunos como Ammonium Lauryl Sulfate, Disodium Laureth Sulfosuccinate o Sodium Cocoyl Isethionate.

Las Siliconas

Las siliconas son unas sustancias muy utilizadas en cosmética, sobre todo en mascarillas y acondicionadores. Su función es la de aportar suavidad y brillo al pelo. Las hay solubles y no solubles al agua. Si son solubles, tan sólo con el lavado con agua se eliminas. Las no solubles necesitan un lavado más profundo con sulfatos para ser eliminadas. El problema que suponen las siliconas si tienes el pelo seco y encrespado es que crean una capa externa al cabello que al tacto parece que lo repara y lo hace más suave y menos encrespado, pero en realidad lo que hace es cubrir el pelo con una capa oclusiva que hace que no pueda penetrar nada más, con lo que a lo largo del tiempo podría provocar que el cabello se deshidratara y perdiera densidad.

La silicona más usada es la Dimeticona o Dimeticone (podrás reconocerlas con el sufijo -ona u -one). Si tienes el cabello fino este tipo de sustancias te lo dejarán apelmazado porque añaden peso adicional a tu cabello, y si lo tienes seco, a la larga también podrás verlo con peor aspecto. Aunque no a todo el mundo le ocurre, pero por ejemplo, en mi caso sí ha sido así. Para que lo tengas en cuenta.

Los parabenos

Los parabenos son los conservantes del mundo de la cosmética. Tienen actividad bactericida y fungicida para evitar que los productos cosméticos se contaminen y estropeen con microorganismos, hongos o bacterias. Son ampliamente usados en muchísimos productos de belleza e higiene. En 2004 saltó la alarma contra ellos por varios estudios científicos sobre tejidos cancerígenos. Comprobaron que en el 90% de las muestras procedentes de biopsias de mujeres que padecían cáncer de mama había restos de parabenos. Como ya te comenté en mi anterior post sobre el Phenoxyethanol, éste compuesto sustituyó a muchos parabenos. Pero todavía los puedes localizar fácilmente en las etiquetas con la terminación «-paraben» o «-parabeno». Los más conocidos son el Methylparaben o el Ethylparaben.

En `principio los parabenos no provocan ningún efecto en el cabello ni bueno ni malo. Su función sólo es conservante. Se les ha acusado de provocar reacciones alérgicas en algunos casos pero sin tener una base comprobada. Aún así el tema de que pueda ser un elemento cancerígeno ya da bastante miedo, al menos a mí.

Productos Recomendados para volver a tener un cabello más hidratado

En la siguiente publicación te voy a contar la rutina de lavado que sigo para evitar el encrespamiento. Ahora mismo estoy alternando el shikakai con un champú sólido de romero de Druni, además de varias mascarillas naturales. Pero te dejo algunos productos que me parecen bastante interesantes, naturales, veganos y cruelty free e hidratantes. Y por supuesto libres de parabenos, siliconas y sulfatos.

Champú hidratante con leche de coco Maui: Puedes visitar en su tienda las distintas variedades de champús, mascarillas y productos de limpieza que tienen con ingredientes naturales y adaptadas a las distintas necesidades de cada cabello.

Onlys Botanic Champu Natural Hidratante y Antiencrespamiento con 70% Aloe Vera y Ginseng: Reduce el encrespamiento y además tiene filtro solar. Tiene en su gama también el acondicionador y la mascarilla.

Champú natural de Aceite de Ricino, Argán y Eucalipto Poo Free: Un champú rico en aceites que nutren el cabello. Con poca espuma, nutre el cuero cabelludo y fortalece el cabello y lo suaviza gracias a sus componentes. Su tienda también tiene una línea de limpieza para mascotas, que me parece genial.

Love Beauty and Planet Champú manteca de karité y sándalo: Un champú con un precio bastante interesante, en cuya tienda hay una amplia gama de productos relacionados, todos formulados con ingredientes naturales.

Champú Sólido Zero Waste, Eco Friendly, con aroma de coco para cabellos secos, de Valker Laboratorios: Capítulo aparte merecen los champús sólidos. Muy acordes a la filosofía zero waste, duran mucho tiempo y tienen las mismas ventajas que los champús líquidos. De esta marca también existen muchos productos de higiene para el rostro y el cabello.

Champú Oïléna Natural y Ecológico con Aloe Vera, Aceite de Argán, Vitaminas y Queratina, con Ceramidas Naturales para pelo dañado y seco, anticaída : Si bien el precio de este champú es un poco más caro de lo que solemos gastar la mayoría de forma habitual, son tantas las bondades que tiene que tenía que estar en estas recomendaciones. Su gama de productos incluye aceites, geles y mascarillas. Todas naturales.

Espero que este post te haya resultado interesante. No quisiera que pensaras que soy una quimiofóbica y que odio todos los productos químicos. De hecho, voy aprendiendo a base de equivocarme. Y tengo mil cosas en casa llenas de aditivos y conservantes químicos, para mí, y lo que es peor, para Teo. Pero como la gran mayoría de los mortales voy aprendiendo a base de equivocarme y probar en mi propio pellejo lo que va bien o mal, y por qué es así. Por esta razón entiendo que como consumidores debemos ser conscientes de lo que usamos y cómo lo usamos. Y por supuesto, lo que puede suponer para nuestra salud.

Así que si os ha gustado este post, espero que lo difundáis entre vuestra gente. Porque cuantos más seamos rechazando ciertos tipos de químicos, más variedad nos ofrecerán las empresas de productos de belleza e higiene. E importante el hecho de que sean Cruelty Free. Episodios como el de Vivotecnia han dejado bastante en evidencia el terrible mundo de la experimentación animal. Y tú puedes evitarlo en gran medida apoyando marcas que no la hagan.

Un abrazo, nos leemos 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.