Nocilla ligera y deliciosa…de calabaza :P

Nocilla ligera y deliciosa…de calabaza :P

Nocilla ligera y deliciosa…de calabaza :P

Spread the love

Ya estoy de nuevo por aquí con otro recetilla requetebuena para abrir boca y empezar a salivar. Se trata de una crema de cacao para untar (nocilla o nutella) con base de calabaza. Sí. Has leído bien. La calabaza es muy poco calórica, tiene un alto contenido en fibra, es antioxidante y rica en vitaminas A, C, ácido fólico y betacarotenos entre otras nutrientes, lo que la hace un alimento maravilloso para incluir en nuestra alimentación.

Esta receta es original de Auxy Ordoñez, la cual os recomiendo fervientemente, ya que su canal de youtube tiene un montón de recetas y sobre todo de postres saludables. Y a nosotros personalmente nos encanta esta receta que ella ha bautizado como PUMKINTELLA (o sea, nutela de calabaza). Si bien el sabor es similar a las cremas de cacao y avellanas comerciales, no se parece tanto en textura, pero os puedo asegurar que está buenísima. Y lo mejor es que es super sana, así que te puedes dar el capricho sin sentirte luego culpable o darle a tu hijo sabiendo que es muy saludable y sin “porquerías” como llevan las procesadas (y si no, paraos a leer cualquiera de las etiquetas de estos productos, que veréis con horror como ese sonsonete que cantábamos de pequeños los de mi generación de “Leche, cacao, avellanas y azúcaaaaaaarrrrrr” ya pasó a la historia hace la tira de años, y me permito dudar incluso de que en su día eso fuera igualmente más falso que los billetes de treinta).

Hoy en día las grasas artificialmente hidrogenadas, la maldita palma que se la echan a absolutamente todo, las cantidades ingentes de azúcar o la poca proporción de frutos secos que llevan, es lo que impera en el 100% de estos productos… Y vamos, que si bien es cierto es que están muy buenas (no puedo negarlo), también lo es que de sano no tienen NADA.

Por eso os propongo una alternativa relativamente sencilla, mucho más saludable y con un sabor genial. Se trata de una crema de cacao para untar con base de calabaza. Yo hago una pequeña variación de la receta original de Auxy. A vuestros peques les va a gustar un montón, sobre todo si son tan chocolateros como Teo (ya se sabe, de tal palo…). Y estoy segura que una vez que la probéis no vais a poder parar de comerla…. 😛

Estos son los ingredientes:

  • 300 gramos de calabaza asada o cocida al vapor.
  • Media taza de avellanas tostadas.
  • 4 cucharadas de cacao en polvo desgrasado sin azúcar
  • 6 cucharadas de pasta de dátiles (también se puede sustituir por sirope de agave o estevia líquida)
  • 1 cucharada de aceite de coco (esto es algo opcional para darle textura)

En la época de la recogida de calabaza (hasta noviembre) puedes encontrar en panaderías o fruterías de barrio trozos ya asados de la variedad “totanera”, que está más dulce que las otras y si la preparas con ella verás que necesitas menos endulzante. Pero si no encuentras de este tipo, gracias a la globalización, tienes calabaza durante todo el año.

Si la compras cruda, o bien la asas en el horno o yo en general suelo cocerla al vapor de correprisas (en microondas apenas tarda 10 o 12 min según la potencia del mismo). Cualquier opción es válida, aunque no te recomiendo cocer la calabaza, ya que absorbe mucha agua y luego no queda tan bien. Comprueba que ha quedado blandita al cocinarla.

Después, hay que preparar las avellanas. Hay que molerlas muy finas. Yo para ello uso un molinillo eléctrico de café y en dos minutos las tienes listas. Para mí este cacharrete es uno de los indispensables. Para moler semillas y frutos secos es una joya, y suelen estar en el mercado por 12 ó 15 euros. Si no tenéis molinillo, os recomiendo que utilicéis una trituradora con cuchillas o una batidora de vaso y la tengas en marcha hasta que veas que ya no quedan trozos grandes. De lo que se trata es de que cuando mezclemos todos los ingredientes éstos queden todos bien integrados. Quizás este sea el paso más engorroso, pero si os armáis con un poco de paciencia os aseguro que valdrá la pena y  mucho.

Por último, preparar la pasta de dátiles, ya que a Teo le gustan mucho. Y el resultado ha sido bastante bueno. Si no tenéis en casa, en este post os cuento cómo hacerla en muy poco tiempo. Como ya os he dicho, podéis sustituirla por sirope de agave o cualquier otro sirope  o estevia que es menos calórica (azúcar no recomiendo porque queda luego grumoso) En esta receta he utilizado 6 cucharadas de pasta, pero esto va al gusto. Si asáis la calabaza se quedará más dulce, al igual que también dependerá del tipo de calabaza que elijáis y por supuesto, lo dulce que os guste. Se trata de ir probando a medida que mezcléis.

Ahora lo único que hay que hacer es juntarlo todo en el vaso de la batidora, ya sea de brazo, de cuchillas, thermomix, lo que tengáis. Se echa el polvo de avellanas, la pasta de dátiles, la calabaza, el cacao (3-4 cucharas) y opcionalmente a veces yo le pongo una cucharada de aceite de coco, ya que al enfriarse nuestra nocilla me gusta más como queda de textura, aunque no es indispensable. Trituráis todo muy bien y que se integren todos los ingredientes. Y a un bote de cristal. Y ya tenéis vuestra pumkintella vegana, sana y para chuparse los dedos. Se mantiene de una a dos semanas, aunque no creo que os dure tanto ;)…

Al catador oficial de la casa le ha encantado 😀

Nos leeemos pronto!!

Abrazos.

Compartir en: Facebooktwitterpinterestby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *