Probando mis mañas con el diseño de álbumes fotográficos: Saal Digital

Probando mis mañas con el diseño de álbumes fotográficos: Saal Digital

Probando mis mañas con el diseño de álbumes fotográficos: Saal Digital

Spread the love

¡Hola! Hoy vengo con una especie de experimento que hice hace algunas semanas y quiero compartirlo con vosotr@s. Hay una empresa, Saal Digital, que está haciendo una gran campaña de promoción de sus productos a través de las Redes Sociales. Y por curiosidad me animé a escribirles para probar a hacer un álbum con su programa de diseño. Lo recibí hace unos días, y quería contaros mi experiencia.

Desde que Teo nació, me han regalado unos álbumes maravillosos (y personalizados) para poner fotos, y son todos una pasada. Pues bien,el verano pasado cogí una oferta de revelado y saqué tropecientas mil fotos para ir poniéndolas en todos ellos tan rebonicas. Y debo decir que más de la mitad salieron horrorosas, buff…con el maldito móvil hacemos mil fotos y luego salen como salen (en pequeño no se aprecia tanto, vaya). Así que me quedé con muy pocas fotos decentes, pasó el verano, el otoño, el invierno…en fin, qué os voy a contar que no sepáis. Así que hacer este ha sido una oportunidad y una forma de motivarme para conseguir por fin rellenar los otros álbumes. Todos ellos serán un maravilloso recuerdo cuando Teo vaya creciendo.

Así que si conocéis o ya habéis confeccionado un álbum de estas características, este es similar. Hay que descargarse la aplicación y luego empiezas con el proyecto. En primer lugar hay algo que me ha llamado mucho la atención y es que en la primera pantalla te aparece si hay alguna promoción, y suelen ser magníficos descuentos. Eliges el tipo de proyecto que quieres (hay una amplia oferta) y luego seleccionas cómo quieres el tipo de portada (sencilla, acolchada, en brillo o mate, con caja de regalo…la verdad es que puedes elegir casi todo al detalle, y el precio se va ajustando a medida que lo haces, así que siempre lo vas visualizando, lo cual es bastante útil. Yo elegí lo más sencillo, un álbum de 21×28 cmts. estándar, con tapas en brillo sin acolchado, con un pequeño código QR (el precio se encarece si lo quitas) y el interior en mate.

Una vez que  sabes lo que quieres, vamos al meollo: el diseño del álbum. Te muestro cómo es la pantalla con todas las aplicaciones. Como todo, es cuestión de trastear mucho, porque al principio ves tanta información que te cuesta asimilarla toda.

Hay varias formas de hacerlo, eligiendo la maquetación automática (el programa elige la plantilla a medida que tú vas seleccionando las fotos), o bien con la amplísima selección de plantillas que ofrece el programa, que además están divididas en varios tipos: por evento (bebés, bodas, vacaciones, bautizos…), por tipo (sencillas, con margen entre fotos o sin él), por colores, etc. Activando o no la maquetación automática varían los diseños de no hacerlo. Yo tenía ganas de calentarme la cabeza, así que todo lo hice eligiendo página por página la plantilla, cada una diferente, poniendo cuadros de texto, un fondo diferente en cada página…un currele vamos. Lo bueno de estas cosas es que las haces con tanto cariño que al menos yo, me lo he pasado pipa diseñando el álbum del primer año de vida de mi bebechu. Y tenía tantas fotos que al final me hubieran hecho falta 50 páginas para dar cuenta de todo lo que quería poner. Sólo hice 30 páginas (que ya está bien, pero aún así hubiera metido bastantes más). Y la verdad es que me ha sorprendido la cantidad de opciones que hay: tienes fondos para aburrir, de todo tipo, al igual que imágenes prediseñadas, tipos de letras…y todo ello completamente personalizable. Si tienes paciencia suficiente puedes hacer verdaderas obras de arte, vamos (sólo ten en cuenta no meter fotos borrosas, que es lo que yo, que me jacto de perfeccionista, he hecho en varias fotos por desgracia. Y una y no más, Santo Tomás). Pero en general en cuanto le pillas el truco, es relativamente un proceso meramente mecánico. Cuando ya tienes el proyecto acabado, revisado y requeterevisado y lo vas a enviar, el programa te avisa si hay algún error para que lo corrijas, cosa que está genial. Luego lo envías, lo pagas (sabes desde el momento uno cuánto te vas a gastar aunque le metas extras a tu álbum, algo que me ha gustado mucho también). Una vez enviado lo recibí en unas dos semanas. Y el resultado me gustó mucho.

La verdad es que el acabado me gustó mucho. El álbum es mucho más fino que otros que había hecho anteriormente, lo cual si haces muchos viene genial a la hora de tenerlos todos juntos y que te ocupen poco espacio. Aunque si estás buscando un álbum apañado por ejemplo para regalo, yo lo veo un tanto pobre (quizás la versión acolchada y con caja sea mucho más vistoso, no he visto ese formato). Mi álbum por fuera me recordaba a los cómics de Asterix y Obelix o Lucky Luke, y el grosor de las páginas también está bien. El acabado me ha gustado bastante. La portada en brillo con la foto queda genial, y el interior, aunque lo elegí en mate tiene un punto también brillante que favorece mucho a las imágenes.

Quizás si volviera a hacer el álbum sabiendo lo que sé lo haría de forma diferente; Normalmente odio poner mil fotos  por página, siempre me ha gustado la sencillez, pero mira, como estaba probando y tenía cien mil fotos, al final no me pude aguantar y amontoné fotos a lo bestia. Pero bueno, en esta ocasión era justo y necesario hacerlo.

 

Vale, y ahora viene la parte de las pegas que he tenido durante la confección del álbum:

Uno de ellos ha sido el tema de la portada. Hasta ahora todos los álbumes que había hecho tenían diseños específicos y predeterminados para portadas. Pero este no la tiene. Tienes que colocar la foto y luego los cuadros de texto a tu antojo. Y hay en los márgenes y en el canto de la portada unas líneas que son los márgenes de corte que no coinciden con el borde físico del álbum. Y con esto tuve pegas a mansalva, porque las fotos se colocan sin respetar dicho margen, así que no conseguía cuadrar las fotos como yo quería, y con una sencilla plantilla no pasaría.

Lo mismo me ocurrió con el canto del libro. Había 3 líneas y yo quería poner el título del álbum, pero no acababa de entender cómo funcionaba, sólo me daba el mensaje de que respetara el corte, y no tenía ni idea de qué corte me estaba hablando (me pilló atontoliná en ese momento, vaya, y la información que te da el programa a mí no me solucionó nada en ese momento). Así que lo hice como buenamente pensé, y cuando me llegó el álbum por desgracia, en el canto, en vez de leer “Primer año de Teo”, se ve algo así como “Primer ano de leo” porque el título aparece sólo parcialmente en el canto, el resto es la doblez del lomo. En fín…que esta Llanosada será de las que perdure en el tiempo para mi vergüenza…ains…

Creo sin ser experta que con un sencillo cuadro de texto predeterminado se solucionaría el que pasaran estas cosas. Luego he visto (cuando ya era tarde, claro), que hay una opción de “ajustar a la cuadrícula”, pero he vuelto a hacer un nuevo proyecto a ver qué tal y con el canto  no ajusta nada, hay que ir probando tamaños  de forma manual y metiendo zoom cada vez a ver si cuadra o no el texto en el hueco.

Otra de las cosas que no me ha gustado es que hasta la fecha, los álbumes que había hecho llevaban en blanco la primera y última página, así que las fotos no comienzan en la página 3 como en el resto, sino que la primera página queda pegada a la portada y la última exactamente igual a la contraportada.

Pero vamos, que aparte de que soy un poco cafre y he pagado la novatada con este par de detalles, debo decir que me ha gustado mucho el formato, que repetiré fijo y que si pensáis hacer un álbum digital merece mucho la pena que valoréis este programa porque la relación calidad-precio está muy bien, por los descuentos que tiene y por la gran cantidad de opciones que te ofrece. Sólo me resta agradecer a Saal Digital la oportunidad que me ha brindado para probar a hacer este álbum. Y a vosotros que os haya gustado leer mi experiencia.

¡Abrazos!

 

Compartir en: Facebooktwitterpinterestby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *