Smash Cake de Teo :D

Smash Cake de Teo :D

Smash Cake de Teo :D

¡¡Hola a todos!! Ya llegó la primavera…y con ella otra vez el frío ártico, la nieve…luego el calor….estamos volviendo loco a este planeta, ains…

Como ya os comenté  en el anterior post, me hubiera gustado hacer un cumple para Teico medio decente, invitando a gente a merendar a casa, cocinando cosicas veganas y ricas para luego compartirlas, todo eso. Pero al final no pudo ser, porque he ido súper liada con un una conferencia sobre el Sáhara, un festival benéfico de Danza y una comida de antíguos alumnos de mi cole (no me privo de nada ¿eh?). Para complicar más la cosa, quería que mi hermana y mi sobrina estuvieran con nosotros, pero como viven fuera ha sido imposible sincronizar nuestras agendas, una pena 🙁

Pero bueno, algo que me apetecía un montón hacer era un recuerdo para todos nosotros del primer cumple del peque. Y navegando por internet encuentras cosas preciosas (os recomiendo Pinterest, si no lo conocéis, ya estáis tardando, es una pasada). Allí descubrí lo que era un “Smash Cake”: un decorado donde se ponen globos, o banderitas, o juguetes y se hace una tarta que luego el bebé se va comiendo con las manos mientras se hace una sesión de fotos y vídeo. Me encantó la idea, así que se lo dije a mi tía que es súper creativa y siempre se embarca conmigo en estas locuras y nos pusimos manos a la obra.

Y como no podía ser de otra manera, mis amigos de Aroca Producciones tenían que ser quienes lo llevaran a cabo. Ellos me hicieron el  vídeo de cuando estaba reventona, embarazada de ocho meses, y mi madre  me pintó en la barriga el árbol de la vida (si no lo habéis visto, podéis hacerlo aquí). Y esto son recuerdos imborrables, que quedan para toda la vida y que mi hijo podrá ver cuando sea mayor y disfrute tanto como yo lo he hecho. Y es que no me canso de ver todos los vídeos que hemos ido grabando desde que Teo nació hasta ahora, cómo ha crecido, como ha empezado a hacer más y más cosas…es increíble ver lo rápido que aprenden. Ahora los móviles nos dan muchísimo juego para plasmarlo todo, pero os puedo asegurar que no hay color entre nuestros vídeos/fotos caseras y un vídeo o unas fotos profesionales. Si tenéis la oportunidad de hacer algo como esto, aprovechadla porque se convertirá en tu pequeño tesoro para la posteridad. Y os lo digo porque yo también tengo vídeos nuestros, de mi hermana y míos que mi padre nos grabó con su Súper 8 cuando éramos pequeñas y donde aparecen mi bisabuela,  mis abuelos, mis yayos…. y lo dicho, son pequeños tesoros que te recuerdan épocas felices que pasaron demasiado deprisa….

Y  sin ponernos muy melancólicos, os comento que hice la tarta vegana, sin huevos, sin azúcar y sin leche. Al final salió un poco “mazacote” porque tiendo a usar harinas con poco glúten (esta vez trigo sarraceno), pero de sabor estaba muy rica. Para decorarla, usamos nata de soja, que da un resultado maravilloso porque una vez montada queda mucho más entera que la de leche y es muy fácil trabajar con ella. Próximamente publicaré la receta a ver qué os parece 🙂

La sesión de vídeo fue muy graciosa, porque normalmente los, niños con un año no suelen andar, pero Teo es que no anda, ¡galopa!, así que os podéis imaginar cómo acabó el suelo del salón, los sofás, las paredes, yo…Un cuadro, vamos (menos mal que aparte de salir yo empapada, el resto no se aprecia XD) Y bueno, aparte de que no sabíamos cómo reaccionaría el peque ante todas esas novedades (hay vídeos en youtube que el bebé se ha pasado toooda la sesión de vídeo y fotos berreando, así que estábamos un poco asustados). Al principio le costó un poco, pero luego se fué adaptando. El único problema es que esperábamos que, con lo “destroyer” que es, que todo lo coge, lo tira, lo restriega por todos lados, hiciera lo propio con la tarta. Pero lo cierto es que le costó bastante, así que he de deciros que es un “Smash Cake Light” porque nos hizo una degustación y poco más, aunque han quedado unas imágenes muy graciosas (y yo me pasé una semana comiendo tarta jajajajajaja)

Os dejó con una pequeña muestra de lo que fue la preciosa sesión de fotos que a mí me encanta 🙂

 

 

 

 

 

 

 

Y aquí el vídeo. Espero que os guste

Como ya os he dicho antes, espero que mi pequeño disfrute tantísimo viendo este vídeo como disfruto yo viéndole sonreir, ir de aquí para allá, gorrinear la tarta y disfrutar como disfruta haciéndolo todo con tanta alegría. La pizarra la tengo de hace mil años que la compré de Lidl y me encantó plasmar en ella las cosas que más le gustan (aunque no por ese orden XD), lo que pesa y mide en estos momentos, los dientes que tiene. Hay mil detalles que me encantaría poner para conservar en mi memoria y en la suya, pero me harían falta paredes enteras 🙂

Espero que os haya gustado.

¡¡Abrazos!!

 

Compartir en: Facebooktwitterpinterestby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *