Nuestra aparición en el periódico A-30…con sorpresa.

Nuestra aparición en el periódico A-30…con sorpresa.

Spread the love

¡Hola de nuevo!

Llegó el calorcico, y con él los estreses de final de curso, el no dormir, la mudanza al campo, y dando gracias que este año decidí a última hora no matricularme en la UNED, que si no acababa loca…una odisea de coordinación, de falta de ella, de prisas, de histerias…en fín…lo típico en mi poco corriente día a día.

Bueno, pues aún prometiendoos post pendientes desde hace ya algún tiempo (hablaros de la lactancia y de cómo nos está yendo el tema de los pañales de tela lavables por poneros algún ejemplo), hoy quería hacer un mini inciso porque ha pasado algo que me ha llenado de alegría y un poco de congoja al mismo tiempo y quería compartirlo.

Veréis, desde siempre he sido una persona la mar de colaboradora. Me encanta formar parte de iniciativas que digan algo, que reivindiquen cualquier cosa acorde con mis principios. Hace unas semanas surgió el tema de aparecer en el periódico local  A-30 para darle visibilidad al tema de “familias no usuales” por así decirlo, un poco para reivindicar el mes del colectivo LGTB y del orgullo gay (aunque el enfoque era mucho más amplio). A mí me emocionó mucho la idea, aunque sólo fuera la foto y un pie de página.

Nunca he considerado que pudiera ser el modelo a seguir para nadie, pero lo cierto es que desde que es de dominio público que he recurrido a la tecnología médica para tener un niño en solitario, muchas personas se interesan y quieren saber más al respeto, al igual que con el tema de la alimentación que sigo, o incluso de cosas relacionadas con la crianza propiamente dicha. Por ello para mí era tan importante hablar sobre estos temas en este gran diario que es mi blog, para dar “un poco de normalidad” a lo que no es lo tradicional en esta sociedad tan encorsetada en la que vivimos.

Hoy cuando he visto el periódico he ido como una loca a leerlo. Portada genial, una pareja de chicas guapísimas y felices, posando en ropa interior, sonrientes. Una de ellas embarazada. Me ha parecido maravillosa la foto, y las demás de fotos de familias, incluida la nuestra, que para lo mal que lo pasé en la sesión me ha gustado bastante. Os la dejo para que juzguéis vosotros mismos 🙂

13501679_810740729027487_6701958523483535091_n

 

Luego leo el pie de página y me quedo totalmente desconcertada: “Le gusta utilizar el término pasado de moda de “madre soltera”

Y vaya, yo que soy bastante puntillosa con el tema del lenguaje, rayando ya en lo cansino, comienzo a preguntarme si es que siendo reivindicativa a más no poder y feminista a tope, cómo es que no conozco términos “más de moda” para autodefinir a nuestra singular familia.

Es evidente que de las palabras “madre” y “soltera”, la que más chirría es la segunda. Y es que mira, si te pones a buscar connotaciones, hasta esto te puede venir a la cabeza:

Un temazo donde los haya…pero ¡qué tiempos aquellos! Menos mal que la vecinita de enfrente encontró por fin “marío”, que si no, menudo plan…ains. Por suerte hoy en día, no nos hace falta ni a mujeres ni a hombres tener que pasar por la vicaría o incluso por el noviazgo para sentirnos realizados como personas o incluso para poder tener nuestra familia…¡¡y menos mal!! Si la Piquer levantara la cabeza…

Pero bueno, que como ya he dicho que soy pesadita con el tema del léxico, pues me he ido al diccionario de la Real Academia y he buscado la puñetera palabra, para ver si podíamos desmontar mitos:

Soltero/a; dos significados

  1. Adj. Que no se ha casado (es mi caso)
  2. Suelto o libre (que me mola mucho más que la primera)

Será porque llevo la mitad de mi vida trabajando como administrativa o con temas relacionados con esto, pero en estas cosas no hay medias tintas, o estás casado, o no (y en este caso, estás solter@ o viud@ como mucho), así que de ahí la normalidad de referirme a mi estado civil aceptado por cualquier Administración.

Lo cierto es que gracias es esa reflexión, he podido reafirmarme en eso de decir que soy madre soltera (o libre ^^), y muy orgullosa de ello.

Tal vez sea un término que esté pasado de moda, pero yo nunca, nunca he seguido en mi vida una moda, y si bien es cierto que somos una familia monoparental, creo que desde el mismo instante en que me pusieron a Teo en brazos, el término MADRE es mil veces más especial para mí que cualquier otro en el mundo 🙂

Y si alguien quiere más info sobre personas como yo, o está o quiere estar en una situación similar a la mía, echadle un ojo a estos enlaces:

http://madressolterasporeleccion.org

http://masola.org/

http://www.yosoymadresoltera.org/

¡¡Abrazos!!

Atentamente, una mami soltera 😛

 

 

 

 

 

Compartir en: Facebooktwitterpinterestby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *