Canciones para Teo

Canciones para Teo

Hola a tod@s!! Como siempre, escribiendo a raticos, de madrugada, cuando el peque ha caído rendido y yo, aunque me siento agotada al final del día, al menos es en estos momentos cuando puedo aprovechar para ponerme al día con mis cosas de antes de estar solas en casa la Lily y yo 🙂

Y bueno, después de lo bien que me lo pasé buscando las canciones sobre maternidad, me apetecía un montón hacer una especie de compilación de las cancioncillas que le canto a Teito o que le voy buscando en Youtube cuando está intranquilo, o nervioso. Me encanta cantarle, durante mi embarazo quise hacerlo a diario, pero la verdad…me sentía la mar de ridícula cantandole a mi bombo :P, así que desde que nació, cuando llora o protesta le tarareo mil canciones, voy probando a ver cuales le gustan más, o ante cuales reacciona y cómo lo hace. Y como yo soy la mar de ecléctica, vais a ver la gran variedad de canciones que escucha Teo.

En primer lugar y como canción más útil pongo esta que me encanta

Esta es la canción diaria que le canto cada vez que le tengo que poner suero en la nariz por la cantidad de moquetes que tiene casi siempre. Me gusta tanto esta película que me he aprendido las canciones hasta en inglés (he puesto esta versión porque es la única que he encontrado de la película). Y es algo curiosísimo, porque si bien al principio no le gustaba nada de nada, ahora no sólo se ha acostumbrado al ritual del lavado nasal, sino que encima le gusta…cada vez que me ve con la jeringa del suero y con el “Don, es trato de varooonnnnn” se mea de la risa, es como el perro de Pavlov mi cachorro 😀

 

Y bueno…ahora va mi cantante fetiche…este nunca, pero nunca falla, os lo puedo asegurar. Lo he probado con todos los bebés que he podido, cuando lloraban. Y automáticamente se callan, y se te quedan mirando asombrados, ¡es inaudito!

Sí señores….¡¡Joselito!! Muy fuerte. La primera vez que lo comprobé fué con mi sobrina mientras mi hermana le cambiaba el pañal, se puso a llorar, y no se por qué razón empecé a cantarsela y ¡chan! Atención plena y fuera llanto. Y así ha sido durante mucho tiempo (Truco: tienes que empezar cantando el nananananananaaaaaaa nananaaaaaaaa nananaaaaaaaaaaaa nananananaaaa nananananaaaa).

Pues bien, el otro día me acordé de una cancionaca que me chifla de cuando ví Kill Bill (Tarantino es lo más eligiendo bandas sonoras), y la busqué en el Youtube…y mira por donde hay versión con mi Joselito adorado. El Teo lo flipa en colores cuando se la pongo en alguno de sus berrinches 😉

Vamos, no me digáis que no mola este temazo…creo que a los bebés lo que más les gusta son las notas sostenidas y los gorgoritos, por eso les llama tanto la atención Joselito, o una ranchera como esta. Si lo probais y funciona, ¡¡contadmelo porfi!!

 

Luego están mis canciones de toda la vida, las que siempre están en mi repertorio desde que casi tengo memoria musical, y puedo decir con seguridad que todas ellas son de los viejos discos de vinilo de mi padre que escuchaba de forma compulsiva, cada vez me daba por un disco y lo ponía hasta que me aprendía de memoria esas canciones. Por eso siempre las recuerdo, y las sigo cantando. Y la primera, aunque no la mejor, pero sí la que más le canto al peque es “Michelle”, de mis adorados Beatles. No he encontrado el vídeo original de la canción, así que pongo otra de las que amo profundamente y que también le canto a Teo, “And I love her”

En Youtube hay cientos de alternativas, y una que personalmente me ha gustado mucho también es la de las versiones de los Beatles para niños (es sencillo buscarlas como “Beatles for kids” y aunque unas están más logradas que otras, sus melodías siguen siendo maravillosas igualmente)

Otro de mis imprescindibles es Serrat. Este hombre ha hecho que conceptos como el amor, la lucha, la juventud, la vida, e incluso la muerte…tengan un sentido único y poético para mí. Canciones como “Mediterraneo”, “Lucía”, “Romance de Curro el Palmo”, “El Rusinyol” u “Hoy puede ser un gran día”, marcaron un antes y un después en mis gustos musicales. Pero la canción que más le canto al peque es esta:

 

Luego están las típicas infantiles…bueno…típicas típicas tampoco, que si no no sería yo…toda la vida he adorado a Rosa León, la gente de mi generación y posteriores igual recordáis sus apariciones en “La Cometa Blanca” y luego en “Sopa de Gansos” (mi hermana y su amiga Carmen estuvieron en Madrid en el casting para participar pero se quedaron a las puertas…fue todo un acontecimiento para nosotros aunque al final no emitiesen su actuación). Ella ha dejado un legado musical maravilloso de canciones que han inundado mi infancia, e indagando en ellas, descubrí dos preciosísimas que no conocía y que le canto a Teo por las mañanas cuando nos levantamos o cuando vamos paseando por la calle y le da el nervio porque tiene hambre o sueño.

No me digais que no es bonita…¡es que a mí me encanta! 🙂

¿Y qué me decís de esta? La melodía es increíble, y la letra lo más de lo más 🙂

 

Bueno, y luego pasamos a la música relajante. Por suerte mi peque pasa bien las noches, pero a veces le da por llorar…cosas de los bebés, ya sabeis… Y claro, cuando estaba con mis padres, al principio ellos se levantaban asustados a ver qué pasaba, pero como a veces era tan frecuente el llanto, había que buscar un método para no tenerlos pendientes toda la noche y que al menos ellos descansaran. Y lo he ido logrando con música, buscando canciones que le relajaran, muy melódicas y que sigo usando en momentos como el de esta noche, con la plaza llena de energúmenos celebrando que su equipo de fútbol ha ganado nosequé y se han pasado tirando petardos y tracas más de dos horas…en fín 🙁

Una de ellas es esta, “Siúil a Rún”, una canción celta tradicional maravillosa, que ni de coña puedo cantarle, porque la voz no me da para tanto (y sólo se la pongo así que ambos salimos ganando XD). Todas las versiones me apasionan, pero me quedo con esta que hicieron los Chieftains, grandes embajadores de este estilo folklórico tan increíble y que tanto me gusta.

Otra que me encanta es una de Joan Baez que en mi niñez escuchaba bastante. Es de su disco “Gracias a la vida” y está llena de pequeñas joyas musicales, ninguna tiene desperdicio, todas son la mar de revolucionarias, pero con la voz dulce y el peculiar acento de Joan, casi parecen canciones de cuna (lástima que casi toda su discografía es en inglés, no hay color cuando la escuchas cantar en español, la verdad). La que suelo tararearle es esta, “Dida”

 

Otra en este grupo que desde que la conozco no sólo se la he cantado a él; también a Vera, mi sobrina, y me la canto a mí misma cuando estoy histérica. Es el Gayatri Mantra. Mi amigo indio Amit, me dijo que es un mantra muy poderoso. Y bueno, todo es cuestión de sugestión, pero lo cierto es que los mantras tienen una parte terapéutica importante: las vibraciones de los sonidos provocan en tu cuerpo una sensación de concentración y atención plena que te hace “desconectar”, con los beneficios que eso conlleva. Cuando cantas un mantra con tu niño en brazos, éste recibe las vibraciones y se acaba relajando. Esta versión de Deva Premal es una chulada:

 

Luego ando probando música al tuntún, como me da y según me acuerdo. Como me encanta el cine, siempre estoy echando mano de bandas sonoras, como las canciones de “Amelie”, “Los chicos del Coro”, “Cinema Paradiso”, “Despedidas”, “El último Mohicano”, “El Paciente Inglés”…de las que me voy acordando. Os dejo un par de ellas a ver qué os parecen (creo que al peque le va a gustar el cine) 🙂

 

Y bueno, mención aparte merecen mis frikadas étnicas que me chiflan, como la música saharaui (y árabe en general) o la música india. De esta última hay una canción que nunca me canso de escuchar, sobre todo cuando estaba embarazada y que me sirvió de melodía para el precioso vídeo que mis amigos de Aroca Producciones me hicieron con el barrigón (os dejo aquí el enlace por si os apetece verlo)

 

Y esta preciosa mujer es Mariem Hassan, embajadora por antonomasia de la causa saharaui, la cual tanto amo, y a la que he tenido el inmenso placer de conocer, de escuchar y de admirar profundamente. Por desgracia ella ya no está entre nosotros, pero su maravillosa voz, sus letras y ese estilo musical tan peculiar ya forman parte de mi vida y de mi amor por estas canciones que le transmitiré a mi hijo.

 

Y luego, si echas mano de internet, puedes encontrar joyas preciosas, como esta, que me pasó mi querido Francesco:

Y he editado este post para actualizar varios vídeos que me había dejado en el tintero  y que eran importantes, pero sobre todo porque ayer una compañera de un grupo de FB en el que estoy me dijo que le cantaba a su niño una nana en gallego de un libro-disco editado por la editorial Kalandraka y que se llama “Non hai berce coma o colo” (, y como tenía curiosidad he buscado la canción, se la he puesto a Teo…¡¡y le ha encantado!!) Un amigo músico me dijo hace poco que a los bebés les gustan las voces graves, supongo que tal vez esa sea una de las razones por las que mientras le daba teta, él sólo estaba pendiente de dónde procedía la música, pero el efecto ha sido tan bonito que creo que esta canción merece un sitio en este apartado. Espero que os guste tanto como a nosotros 🙂

 

En general, yo estoy más que convencida de que cualquier canción que le transmitas con amor, ya sea cantando, silbando o viendo un vídeo con tu peque, forjará un vínculo aún más bonito con él o ella, porque al menos a mí la música me ha hecho más humana y mucho más sensitiva con todo lo que me rodea, así que mientras me de la voz esta que tengo, le seguiré cantando a Teo todas estas canciones y más, de Jorge Cafrune, de Carlos Cano, de Concha Piquer, de Chavela Vargas, Pedro Guerra, Ismael Serrano, y de todos esos cantantes que un día formaron parte de la vida de mis abuelos, o de mis padres, o mia y espero que de mi hijo también 🙂

¿Y vosotros? ¿Le cantáis canciones a vuestros pequeñajos? Si es así me encantaría que las compartierais conmigo, porque ardo en deseos de comprobar si es cierto que las canciones funcionan para calmar y alegrar a vuestros bebés más allá de las típicas de los cantajuegos…

¡Abrazos!

 

 

 

 

 

 

Compartir en: Facebooktwitterpinterestby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *